Es un proyecto de alimentación consciente, que enseña a comer, conectando con las sensaciones, emociones, manteniendo de éste modo una relación sana con la alimentación.

OBJETIVOS:


✓ Reconocer y tomar conciencia de las señales físicas del hambre y la saciedad para poder responder a ellas de modo saludable.

✓ Identificar los comportamientos automáticos que llevan a comer sin pensar y disfrutar del acto de comer.

✓ Reconocer la diferencia entre hambre emocional y hambre real y actuar de modo consciente y sano.

✓ Conocer la experiencia sensorial con los alimentos y recuperar así el placer de comer teniendo vínculos sanos con la comida y con el propio cuerpo.

✓ Identificar el stress, la falta de gestión emocional y los entornos como amenazas para una alimentación placentera y saludable.  

PÚBLICO OBJETIVO:

Niñas y niños, docentes y familias.
 

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube
  • Twitter